lunes, 23 de abril de 2007

El largo andar, con resistencia al caminar
somete, al terco y aun más
aleccionando paso a paso,
hurgando en lo más recóndito del ser
logra simplemente dejar conocimiento
del más puro que existe
de ese que a veces no nos damos cuenta
de ese que sólo lo da el largo andar
Saludos
El Señor de los Caballos

9 comentarios:

Poliester dijo...

cierto es, amigo mio, muy cierto.......nos pasa a nosotros tanto como a cualquier ser vivo, pero a nosotros nos cuesta mas asimilarlo.........
cariños

Coti Alonso H dijo...

Estan largo el camino y aún nos falta mucho para llegar a la meta

un abrazo desde Escritos Urbanos
Coti Alonso

Dany ... dijo...

y ese largo caminar tiene muchos tropiezos también ... basta saber ponerse de pie y seguir andando ... ;)
saludines ...!

Sangre Ácida dijo...

Taba bueno de flojera... que te habias hecho?

PAJARITO DE YOGURT dijo...

Es cierto...y pucha q es dificl.
Gracias por tus sabias palabras...he extrañado tus conversaciones por telefono o msn.
Ya me queda poco...mi viaje a francia cada vez se hace mas cercano...nada mas deseo estar dando el paso correcto.
Un abtrazo enorme...
y mil besos

VIVI

Anónimo dijo...

Asi eres siempre?? o es que necesitas desesperadamente una salida para esta ocupada vida en la que te estas metiendo?? a lo mejor todo lo que yo lograba ver de ti es una minima parte de lo infinitamente complejo que eres.
Por ahora me inclino por pensar que simplemente eres un egoista, un caballo cojo, incapaz de vivir la vida por el miedo extremo de poder volver a sufrir.
Me encontre con esto hoy, y por mas que intento no entiendo el porque de la coraza, no seria mas facil mostrarse tal y como uno es? no es mas facil simplemente vivir?
En fin... me despido en un adios por completo y definitivo, tal vez nos encontremos en otra vida, o a lo mejor nunca mas lo volvamos a hacer, te dejo un abrazo grande y mi cariñooo infinitoo, recuerda que somos seres de luz que nunca estamos solos, estamos rodeados de personas maravillosas, de sucesos que si los dejamos, nos pueden llenar la vida de amor y felicidad, para deshechar de una vez ese maldito sentimiento que deja lo soledad clavado en el corazon.

Pajarito dijo...

se le echaba de menos

Anónimo dijo...

Ja!, poco paso por aqui y alcancé a ver el comentario que me atrevo a jurar será rapidamente eliminado.... porque dice varias verdades de ti
Siento mucho que el miedo te siga paralizando, ojalá las desconfianzas infundadas al menos las hayas hecho un lado... La idea es ser feliz. Se supone!

Clau Ledezma dijo...

Ah!... Tus tiempos son interiores.


...Uy Pipececito:

Me gustaba la tranquilidad y nubosidad casi holística de este blog. De repente leo esos tirones de oreja...
Uno es como es como es (¡Por la flauta!).
Agradezco la complejidad de las personas, será porque me gusta el arte abstracto geométrico, NO LO SÉ.
Creo que todos somos más de lo que se puede ver, leer, oír, oler, tocar, sentir.
Si nos ponemos a pensar:
¿Cuánto pesa la mirada...la sonrisa encantadora...la conversación infinita, la complicidad natural, la buena onda,
la confianza, la amistad, los encuentros, los desencuentros...a la hora de conocer a alguien?.
Estos son hechos, como fotografías de momentos, no de personas.
Nuestra esencia es infinita, inmutable.
Si pareciera mezquina…el receptor no amerita el reflejo.

Creemos conocer a alguien...eso es casi imposible. Muchas veces lo que no se dice, lo que no se ve, te puede decir mucho más.
Quieres que el otro sea como tu quieres, criticas al otro por no ser como tu quieres...ahí está el egoísmo.

La infinita riqueza está en la libertad del ser y si eres parte de la libertad de él, eres parte de su esencia.

Clau Ledezma